Innovación en la educación: deuda que tenemos que saldar

May 31, 2017

 

 

Vivir en un mundo en constante evolución nos hace pensar que las metodologías de la educación no se pueden quedar atrás. Si lo miramos detenidamente, sin embargo, muchos métodos actuales siguen siendo los mismos de hace varios años, lo cual nos deja una duda por resolver y un reto por superar: ¿Cómo y qué debemos hacer para que Colombia adopte metodologías de enseñanza y aprendizaje que cumplan con las exigencias de este siglo?

 

Estamos enfrentados a una realidad que cambia constantemente, a una revolución tecnológica muy veloz; en menos de 200 años hemos experimentado la transición de cuatro revoluciones industriales, siendo la última una revolución digital, en la que nos  vemos retados continuamente por el cambio permanente de dispositivos digitales que permiten cada vez más, la conectividad global y la acumulación de información en cantidades sin precedentes.

 

Los avances del conocimiento en diversos campos como la biología, la nanotecnología, la robótica y las comunicaciones van a una velocidad tal, que es imperativo que colegios y universidades no se queden rezagados y potencien su capacidad de adaptar nuevas tecnologías y estrategias a los procesos pedagógicos. Asimismo, deben descubrir como educar de forma tal, que sus alumnos puedan responder adecuadamente a los cambios dentro del mercado laboral, ámbito en el cual las tareas se han ido transformando, como consecuencia de la implementación de invenciones que hacen las funciones autosuficientes, mejor organizadas, incluso robotizadas y donde, al parecer, en muchos casos, es innecesaria la contratación de personal.

 

Las comunicaciones, las redes sociales e Internet nos han permitido estar conectados en tiempo real con personas, situaciones y realidades, en cualquier parte del mundo y por lo tanto, el conocimiento ya no es un privilegio de pocos; por el contrario, se ha vuelto asequible para un mayor número de personas dentro de la población mundial; incluso, ya ni siquiera es necesario desplazarse a una biblioteca, cuando tenemos a la mano un computador o un celular.

 

Son grandes los desafíos que se deben afrontar desde el sector educativo ante este contexto. Es vital la formación de ciudadanos que, más allá de recitar de memoria conocimientos, desarrollen sus habilidades de toma de decisiones, pensamiento crítico, resolución de problemas y gestión de proyectos.  Para lograr dicho cometido de manera eficaz se hace necesario emplear herramientas de innovación dentro de las aulas de clase, teniendo presente que al ingresar a la universidad, los estudiantes  traen un alto nivel, adquirido de manera innata, en el manejo de la tecnología, especialmente de las TICs.

 

Será necesaria una gran inversión por parte del Estado, tanto en tecnologías como en cuerpos docentes, capacitados en el uso  y la aplicación de nuevas metodologías de la enseñanza. Un ejemplo de estas es el “flipped classroom”, algo así como el aula al revés, que consiste en que el salón de clases no sea siempre el lugar donde el maestro habla durante los períodos de clase mientras los estudiantes copian en sus cuadernos; por el contrario, el aula se convierte en un espacio abierto a la discusión y a la puesta en práctica de conocimientos previamente consultados y analizados por los estudiantes. La tarea no será entonces reproducir lo que el profesor ha enseñado, sino que consistirá en investigar y construir conocimientos de manera conjunta, para dar solución a casos reales, interactuando con los compañeros en el aula.

 

De igual manera, se debe pensar desde ya, incluir en las aulas tecnologías que permitan acceder a la realidad virtual, lo que permitirá posibilidades tales como estudiar las células o la historia de la antigua Roma  de forma simultánea, es decir,  oyendo las enseñanzas del profesor y de forma paralela, viviéndolo directamente.

 

Son aspectos que requieren desarrollos tecnológicos, especialmente en países como el nuestro, donde tenemos rezagos significativos en diversas áreas. Si logramos superar dichos obstáculos, esto con seguridad representará un avance significativo para Colombia, no solo en términos educativos sino económicos. Aquellos estudiantes que vivan el cambio, serán los futuros emprendedores e innovadores dentro del mercado laboral y el sector industrial. Allí se marcará la diferencia, el valor agregado.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
FOLLOW ME
ARCHIVE
Please reload

© 2023 by Design for Life.

Proudly created with Wix.com

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • LinkedIn - White Circle