© 2023 by Design for Life.

Proudly created with Wix.com

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • LinkedIn - White Circle

Energías renovables en Colombia: una oportunidad para aprovechar

June 5, 2018

 

"Somos la primera generación en sentir el impacto del cambio climático, pero también la última generación en condiciones de hacer algo"- Dijo el ex presidente americano Barak Obama en la Cumbre de Economía Verde en 2017.

 

 Esta frase nos hace reflexionar acerca de los retos a los que nos enfrenta la realidad indiscutible del cambio climático. Hemos empezado a ser testigos de las consecuencias del mal uso que le hemos dado a los recursos naturales y son alarmantes; si no tomamos medidas para mitigarlas nos encontraremos frente a una situación insostenible.

 

 Para tener una idea del mundo que le estamos dejando a nuestras futuras generaciones es importante conocer algunas variaciones que el medio ambiente ha tenido y que son una realidad: el deshielo de los polos y de los glaciares montañosos, el aumento en el nivel de los océanos, el desplazamiento de especies animales a zonas más frías o hacia el norte, mayores niveles de lluvia y nieve a nivel general en todo el planeta, entre muchas otras que no debemos ignorar ni creer que no nos afectarán a todos nosotros.

 Con un panorama como éste, no cabe duda de que las cosas han cambiado y de que por lo tanto, pensar en nuevas fuentes de energía que nos ayuden a cuidar el único planeta que tenemos, se hace urgente.

 

 La economía en tiempos modernos ha dependido de los recursos fósiles para su buen funcionamiento, y hasta hace unas cuantas décadas pensar en un mundo que no utilizara dichos recursos, era imposible. Pero hoy, aunque esta dependencia sigue siendo alta, en países como Dinamarca, por ejemplo, más del 25% de su sistema eléctrico está soportado por energía eólica; además, el gobierno danés se fijó el año 2040 para que todo el país funcione con energía verde. Y las grandes empresas de tecnología como Google y Apple han decidido que la totalidad de su producción utilice energías renovables: por su parte, Google utiliza energía proveniente de fuentes solares, eólicas y a base de biomasa y en cuanto a Apple, todas sus instalaciones incluidas oficinas y tiendas en todo el mundo, se abastecen principalmente de paneles solares.

 

Refiriéndonos ahora al caso colombiano, encontramos que los recursos fósiles siguen siendo primordiales frente a las fuentes renovables. Según un estudio de la Unidad de Planeación Minero Energética – UPME, en 2015 el 78% de las energías provenían de fuentes fósiles frente a un 22% de recursos naturales; es una cifra muy alta. Desagregando esos datos tenemos que del total de la producción, el 46% es de carbón mineral, 38% es de petróleo, el 9% de gas natural y el 4% de hidro-energía.

 

 Es una gran oportunidad para nuestro país desarrollar planes de inversión que incentiven proyectos donde la utilización de energías renovables sea el eje. Para lograr una inmersión real, concreta y duradera en el contexto de sostenibilidad ambiental, tenemos que hacer visibles argumentos, que adicionales a la promesa de mitigar el calentamiento global, atraigan la mirada tanto de inversionistas privados como de los hacedores de política en el país.

 

 Algunos de estos argumentos, que considero importante mencionar son, en primera medida, nuestra alta dependencia hidroeléctrica, que en tiempos de sequía genera altos precios; se esperaría que debido al cambio climático los episodios de sequía sean mayores, por lo cual pensar en opciones que remplacen este tipo de energía es imperativo. En segundo lugar, la tendencia al alza de los precios del gas natural y de la electricidad. Un tercer argumento, es que nos encontramos ante una oportunidad para desarrollar crecimiento económico, ya que en el mercado de las energías renovables las oportunidades de inversión son grandes, gracias a sus bajos costos de producción y a que sus proyectos pueden convertirse en fuentes de empleo y bienestar para las poblaciones involucradas. Asimismo es una oportunidad de diversificar nuestra canasta de exportación, que se vio duramente afectada con la caída del precio del petróleo.

 

 Es claro, que si bien, las energías renovables están altamente ligadas a la disminución de CO2 y a la idea que tanto nos apremia de reducir los efectos del cambio climático, existen motivaciones en diversos ámbitos que hacen de ésta, una idea aún más llamativa.

 

Imagen tomada de ShutterStock

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
FOLLOW ME
ARCHIVE
Please reload